Mientras el entorno profesional continúa desarrollándose y transformándose, la manera en la que se gestionan los equipos de trabajo ha tenido que evolucionar también. Anteriormente, en una dinámica de trabajo presencial, los líderes administraban las actividades de sus equipos, de manera directa y enfocada en las responsabilidades a su cargo. Sin embargo, en la actualidad existen métodos y herramientas colaborativas que apoyan su liderazgo para adoptar la innovación y cumplir los objetivos ya sea en modalidad presencial o remota. 

Hoy más que nunca las empresas y en especial sus líderes, están llamados a hacer la diferencia en su manera de abordar los retos. En el pasado se esperaba que un líder fuera el mejor, hoy se espera que sea alguien que dé lo mejor -no solo en su organización sino en el mundo-. Para esto se necesita visión. 

Un líder visionario es una persona que tiene una idea clara de cómo debería ser el futuro y desarrolla acciones concretas para alcanzarlo. Motivados e impulsados por lo que la empresa y su talento humano pueden llegar a ser este tipo de líderes promueven constantemente una cultura de mejora, evolución y avance. Hoy en Halley Cloud te contamos lo que hace bien un líder visionario para guíar con éxito a su equipo de trabajo:

1. Organiza el tiempo efectivamente

La gestión eficaz del tiempo es sinónimo de un liderazgo también eficaz. Sin embargo, debido a todas las actividades y procesos que los líderes deben gestionar y supervisar, puede existir falta de enfoque para administrarlo de manera que aporte al logro de los objetivos organizacionales. Para que el tiempo se convierta en un aliado para el éxito del trabajo colaborativo es recomendable que como líder establezcas espacios con una periodicidad determinada para reuniones con el equipo de trabajo, estas pueden ser un punto de contacto corto y de gran valor agregado con los miembros de tu equipo. Con los nuevos modelos de trabajo remoto e híbrido, dichos momentos pueden facilitarse con herramientas colaborativas como Google Workspace que cuentan con aplicaciones como Meet que permiten tener encuentros en la virtualidad y de manera eficaz. 

Teniendo en cuenta que los equipos se conforman por individuos con tareas específicas, otra manera de gestionar mejor el tiempo implica su seguimiento constante para evaluar la productividad. Afortunadamente, herramientas colaborativas como Asana ya hacen de este proceso una labor más sencilla. Con sus opciones de establecimiento de fechas de vencimiento dispone tiempos determinados para el cumplimiento de los compromisos. Además permite la integración de aplicaciones de reloj para monitorear y planear detalladamente la duración de ciertas actividades. 

2. Distribuye adecuadamente la carga laboral

La forma en que trabajamos está en constante evolución y gracias a ello las dinámicas laborales son cada vez más colaborativas y multifuncionales. Si bien, esto ha traído innumerables ventajas, con el aumento del teletrabajo las líneas entre lo personal y lo profesional se han hecho más difusas y las cargas laborales que antes estaban muy definidas se han expandido con el acceso a más tecnología para el desarrollo del trabajo. 

Una parte importante de la labor de un líder visionario es asegurarse de que todos los miembros del equipo tengan la cantidad adecuada de trabajo, Cuando todos los empleados trabajan con cargas distribuidas apropiadamente se sienten satisfechos y motivados para desarrollar sus funciones. Por el contrario, si esto no es así, es muy probable que se genere frustración y resentimiento hacia la organización.

Para gestionar tus equipos de trabajo y su carga laboral óptimamente, es necesario que empieces por evaluar el estado actual de la distribución de tareas,  para luego establecer un plan de acción,  aclarar roles, definir expectativas y en ese orden de ideas delegar las actividades. Adicionalmente, es ideal la utilización de herramientas colaborativas que ayuden a centralizar las tareas y proyectos bajo la responsabilidad del equipo, de manera que puedan consultarlos, darles seguimiento y finalizarlos. Asana, por ejemplo, es muy útil para la gestión de la carga laboral pues cuenta con funciones como: establecimiento de tiempo, alcance, responsables, prioridad y flujos de trabajo. 

3. Presta atención a la carga energética

El tiempo es un recurso valioso y la energía también lo es. Un líder visionario muestra entusiasmo y optimismo no solo para imprimirlo en su trabajo, sino también para inspirar a sus empleados.  Los equipos de trabajo abrumados con tareas y responsabilidades mal distribuidas, no tendrán iniciativa y se sentirán sin energía, Por eso, cuidar la carga energética tanto del líder como de sus colaboradores es fundamental para seguir generando ideas desafiantes, innovadoras y de alto impacto. 

Una parte esencial del cuidado de la carga energética, tiene que ver con el establecimiento de plazos realistas, el trabajo en equipo y la generación de reuniones estimulantes y productivas en las que se fomente el pensamiento en consenso y la colaboración.

4. Gestiona equipos de trabajo remotos

Hasta hace no mucho tiempo atrás, la administración de equipos de trabajo remotos, interculturales y distribuidos en diferentes zonas horarias era una misión reservada para multinacionales robustas con gerencias físicas en diferentes países. Hoy en día, gracias a los nuevos enfoques laborales que ha generado la transformación digital, este es un reto al que cada vez más compañías se enfrentan sin importar su tamaño.

De acuerdo a lo anterior, los líderes se enfrentan al desafío de adaptarse y mejorar sus estructuras para lograr la gestión de equipos de trabajo remotos que mantengan una constante comunicación y por supuesto, un excelente desempeño.  Por fortuna, la misma tecnología es parte de este proceso, y son cada vez más las herramientas colaborativas que se hallan en el mercado para ayudar a los líderes a aumentar la productividad empresarial sea cual sea la modalidad laboral de sus trabajadores.

Sé un líder visionario aprovechando las herramientas colaborativas 

La tecnología ha impulsado un nuevo momento para la gestión y realización del trabajo en las organizaciones. Por supuesto, el cambio no está libre de desafíos pero el liderazgo visionario está aquí para hacerlos más fáciles de conquistar. 

Como líder visionario tu mejor recurso es la colaboración efectiva, una serie de procesos en los que se unen esfuerzos para crear una cultura que facilite el trabajo en equipo, la innovación y el desarrollo. Las soluciones digitales son fundamentales para la sostenibilidad de este tipo de liderazgo; con herramientas colaborativas la construcción de una cultura basada en la confianza, que fomenta la productividad y alivia la sobrecarga laboral es la clave para el trabajo motivado sin importar dónde se encuentren tus colaboradores.